Notas de Prensa
  Acreditaciones de prensa
  Entrevistas
  Agenda Semanal

  Datos
  Consejo de Administración
  Instalaciones
  Estadio Nuevo Vivero
  Ciudad Deportiva
  Historia
  El Abuelo Vivero
  Leyendas
  Palmarés

  Plantilla 2002/2003
  Cuerpo Técnico
  La Cantera
  Galería de Imágenes

  Los Abonados
  Las Peñas

Website oficial del Club Deportivo Badajoz S.A.D.



Actualidad del CD BADAJOZ SAD

GRACIAS BADAJOZ

Una tarde para el recuerdo. El estadio Nuevo Vivero ha vivido esta jornada un partido que quedará en la memoria de aficionados y jugadores por mucho tiempo. Ocho mil espectadores entregados con un grupo de futbolistas conscientes de tener en sus botas el futuro de una entidad que lucha por poner colofón a la temporada logrando el ansiado objetivo de la permanencia. Esta vez sí, el CD Badajoz SAD podrá presumir de una masa de seguidores que no dejaron de animar ni un solo instante. Con una afición y unos jugadores entregados de esta forma, el futuro se ve ahora mucho más claro.

El partido se presumía heroico y con la heroica tuvo que ganarse. El CD Badajoz SAD tuvo que sobreponerse al duro golpe que supuso, una vez más, perder una clara ventaja de 2 goles en el marcador con dos balones colgados –siempre los balones colgados...- que echaban por tierra el trabajo de 80 minutos. Y por si no era suficiente toda esta adversidad, con tan solo 10 hombres sobre el terreno de juego.

El inicio del encuentro fue frenético. El equipo pacense se lanzó desde el primer minuto en busca de la meta de Raúl. La banda derecha de Marín y Roberto era un puñal en la defensa pepinera. Las bajas de Bauzá, Pepín y Jorge Zafra en la medular, fueron cubiertas brillantemente con la entrega de Mantecón y Rodri, perfectamente dirigidos por Xavi Moro en el mediocentro. Atrás, Amarilla daba consistencia a la zaga, lanzando peligrosos envíos a Valentín y Molist incrustados en la zaga visitante.

Muy pronto llegó el primer tanto local. Un saque de esquina botado por Rodri fue empujado a la red por el central paraguayo para delirio de la afición. Todo salía a pedir de boca y mucho más si nos fijamos en el juego a partir de este primer tanto. El Leganés se veía desbordado por el buen juego pacense. Ya Valentín pudo haber ampliado la renta en un balón que disputó al meta Raúl fuera del área, pero hubo de esperar al minuto 17 para que una brillante jugada del ataque pacense concluyera con un centro al segundo palo de Rodri –sobresaliente en todos los ataques locales- remachado por Roberto a placer. 2-0 antes de la primera media hora y la fiesta en el graderío.

Nada parecía prever que aún quedaba mucha tela por cortar. La entrada de Iván Pérez dio nuevos bríos al conjunto visitante, que encontró un filón en los balones colgados al punto de penalti del Badajoz. Al borde del descanso, y en la enésima falta pitada por el colegiado contra el equipo albinegro en el centro del campo, el ariete madrileño llevaba la intranquilidad a la grada. 2-1 al descanso, a todas luces injusto por lo visto en uno y otro bando.

Los primeros minutos de la reanudación volvieron a ser locales, aunque las llegadas al área comenzaron a ser menos frecuentes. La mejor ocasión corrió a cargo de Marín, en un derechazo desde 30 metros que se estrelló violentamente en la cruceta. La jugada clave del encuentro pudo llegar en el minuto 21. Una entrada de Óscar Sánchez le valía su segunda tarjeta y el CD Badajoz SAD se vio obligado a encarar media hora de partido con un hombre menos. Los balones al área de Baines comenzaron a repetirse y la intranquilidad se apoderó de la grada y el equipo pacense. Y lo que parecía ser una pesadilla se volvió realidad en el enésimo de esos balones. Villa tenía tiempo dentro del área para pensar donde colocar el balón lejos del alcance de Baines. Todo se volvía mucho más oscuro y los viejos fantasmas que han acompañado al equipo esta temporada volvía a aparecer.

Pero entonces apareció el jugador clave de este choque. Con diez hombres y frente a un rival muy crecido por el transcurso del juego, emergió la figura del jugador número doce. Ocho mil almas empujaron a un equipo que no dejó de creer ni por un solo instante en que la victoria era posible. Fueron diez minutos de infarto, a los que Rodri puso el mejor final al remachar un pase de Roberto. La repetición del segundo gol, con los papeles invertidos.

Los últimos instantes del choque fueron no aptos para cardíacos, con un equipo albinegro defendiendo con uñas y dientes su ventaja. Al final, 3 puntos vitales que deben dar la tranquilidad para afrontar con totales garantías, los dos choques restantes. La permanencia, ahora sí, está muy cerca.

    
 Tienda Oficial CD Badajoz
Camiseta oficial 2002/03
    
 Al habla con tus ídolos
    

© 2002 Club Deportivo Badajoz S.A.D.
©Diseño y Mantenimiento Arts&Press
Todos los Derechos Reservados